Puto colegio

Estoy molesta, mucho, supongo que no es de extrañar cuando se trata de una hija. Es que ¿cómo puede haber gente tan idiota?

Hace semanas estoy en conversaciones con el colegio, ellos creen que la peque tiene X enfermedad y me han hecho firmar un compromiso en donde se señala que la llevaré a un especialista para una confirmación diagnóstica y, de ser así tendrá un tratamiento adecuado.

Para empezar, el colegio dijo que me darían los datos de un especialista en casos así... cosa que nunca llegó. Harta de esperar me comuniqué con la fundación que ve dicha enfermedad en Chile, me han recomendado  al especialista y me han dicho que, dado que el colegio piensa eso, deberían darme un informa que señale porque se piensa ese diagnóstico para ella.

La semana pasada fui a pedir ese informe, hoy fui a buscarlos y sólo me llegó uno... veo lo que dice y señalan que el motivo de la derivación hacia el especialista es que ellos creen que la peque tiene X enfermedad y que solicitan la confirmación diagnóstica. ¿Hablaré en chino? les pido que señalen los motivos de creer eso y sólo escriben lo mismo que pude decir yo sin esperar una puta semana para ello. Además, se supone que eran MUCHOS profesores los que pensaban eso y me llegó sólo un informe ¿y el resto qué? ¿ya dejaron de pensarlo? ¿es que tanto les cuesta escribir? ¿me piden compromisos y no son capaces de cumplir con su parte? ¿donde está el supuesto apoyo escolar? ¡Y una mierda! ahora me tocará esperar más o ir así y ya.

Pero no es sólo eso lo que me molesta. Mientras estaba esperando los informes (por una hora) vi que llegaron tres estudiantes enfermos. La primera había recibido un golpe en la cabeza, estaba con dolor, mareada, con náuseas y vómitos... llamaron a sus padres y como no respondieron, la dejaron sentada ahí hasta que sea la hora de salida (o sea que le tocó esperar 6 horas como mínimo), el segundo, un estudiante que se intoxicó por comer algo que había caducado... y la tercera una alumna que se cayó por las escaleras.

Hay un consultorio (ambulatorio) a dos calles del colegio... ¿en serio les costaba tanto llevarlos? el chico vivía cerca y lo fueron a buscar pronto, pero la chica del golpe ¿por qué no llevarla si ven que no hay nadie en su casa? ¿es preferible tener a una adolescente mal por ahorrarse el trámite? y... ¿es tan difícil buscar algo para limpiar las heridas de la caída de la escalera y llevarla al consultorio luego? Claro, tienen una gran estructura, hay televisores en todas las salas, cada profesor con su portátil, han construido el tercer piso... pues ¿saben? ¡yo prefiero que tengan una enfermería! y que le paguen a un par de personas el curso de primeros auxilios en vez de que cambien los televisores este año.

Los encuentro irresponsables, indolentes... ¡idiotas!

Los testigos del Yeti

Nunca he entendido de donde se me ocurren todas las tonterías que digo, además de que me meten en no pocos líos. Frases como: "ese no es un hombre feo... es un simio hermoso", "ella sólo toma leche para que no se le descalcifiquen los cuernos", o "no digo que sea tonta... pero para mí es inmune a los zombies", han sido parte de mi vida desde hace muchos años atrás.

Hoy se ha manifestado una vez más mi locura (yo culpo al hambre y al sueño), verán, me comí las galletas de chispitas, así que le avisé por chat a mi pareja:
_ Te comunico que ha pasado por aquí cookie monster.
(Regla número 1: Siempre culpar a alguien más de la desaparición de las galletas)
_ ¿Lo atrapaste?
_ No, no lo pillo. Se está comiendo las galletas de chispitas.
_ Le pondré una trampa.

¿Ven? me incentiva mi locura, no es todo culpa mía. Luego de un rato:
_ Pobrecito, mira que querer matarlo. Igual y es pariente del ojon verde ese (Wazowski) o a la novia de pelos de serpiente, o al "gatito", su amigo. Además, ¿de dónde sacaríamos ataudes para monstruos?  todos tienen diferente forma y habrá que hacerlos a medida.
_ Loca
(¿En verdad? ¿recién se da cuenta?)
_ Ya me imagino el funeral de todos ¿serán de los católicos aterradores romanos o de los asustadores del último día? ¿tal vez son testigos del Yeti?

En fin, luego de esta conversación, lo único que tengo claro es que me hace falta la medicación.

Mi vida corrió peligro

Sí, como leen, corrió peligro cuando, por la ventana de la habitación, entró uno de los bichos más molestos (y temibles) para mí, este:



Así que ya pueden imaginarme, ahí, valiente, tranquila, tomando un paño y matando a la chaqueta amarilla (Nah, la verdad es que corrí como loca por la habitación hasta que, aún no sé como, la maté en uno de mis "aletazos").

Recuerdo, por cierto, la primera vez que me topé con un bichito de éstos, fue cuando tenía unos 4 años y jugaba a las escondidas en la plaza. Tuve la mala ocurrencia de esconderme detrás de un árbol, apoyar una mano para vigilar a quien buscaba y, sin querer, aplasté a una. Por supuesto ella mostró su descontento picándome en la mano (y con el grito descubrí mi ubicación).

Me quitaron el aguijón un rato después, mientras tanto sólo veía como mi mano se inflamaba sin que se pudiera hacer mucho. 

En fin, han pasado casi 30 años desde eso, creo que el poder matar por mi misma este bicho es todo un avance ¿no? ¿no?.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios