Novedades

Empiezo contándoles que se fue mi madre... y claro, llegó mi padre. Las conversaciones con él son poco usuales, mucho, del tipo:
_ Oye, ¿y el abuelo?
_ Ah, ya se murió
_ ¿Y no se te ocurrió decirme? :|
_ Ni siquiera vine al funeral .

Y, hace un cambio brusco de tema.
_ Cierto, conocí a una colombiana estupenda, que te hace ver las estrellas cuando...
_ ¡Papá! joder :-L

Es que, no sé a ustedes, pero no me interesa saber los hábitos sexuales de mi padre. Ya tuve mucho con saber los de mi abuelo... esteeee, mejor sigo ¿no?

De ahí me cuenta que ahora si quiere divorciarse de mi madre (claro, y cuando ella quiso él se negó), ésto me hace reír, volveré a hacer mi apuesta, yo digo que ella lo manda a la mierda ¿qué dicen ustedes?

Por otra parte, ha muerto mi portatil :_( (ahora escribo desde el trabajo) y me toca la desagradable misión de reemplazarlo. También debo ver salvar el contenido de mi disco duro y demás, pero eso es lo de menos. Sólo me falta arreglar un pequeño detalle: tema dinero. Espero tener eso más o menos listo esta semana (¡por fin es fin de mes!). Y mientras, seguiré viendo quien me presta uno.

En fin, mejor vuelvo al trabajo.

Edito: Acabo de fijarme de que ésta es la entrada 200 de mi blog o.o

De fines de semana y a tus pies ¿o es a tus piernas?

A pesar de que tenía toda la intención de escapar este fin de semana (para no ser de nuevo Aelocienta), mis planes se vieron interrumpidos por dos cosas:

  1. Llegó mi madre de sorpresa y
  2. Me sometí a una cirugía menor el pasado viernes.
Por supuesto, el punto 1 me llevó a interminables peleas, todas producidas por comentarios poco afortunados por parte de mi madre. Ya ni sé de qué me extraño, sus visitas suelen producir esa reacción. Pero bueno, se fue el sábado y con eso ha vuelto la calma... lo malo es que viene mi padre :_(  .


Mientras que,  la cirugía, me dejó en estado grogui y no era mucho lo que podía hacer el fin de semana. Así que me metí en la cama, dormí mucho y, en resumen, hiberné lo que pude.

Por otra parte, hoy, de vuelta al mundo laboral, me pasó algo curioso. Soy de aquellas personas que suelen leer cuando viajan, así que iba en la micro leyendo cuando, en una curva especialmente brusca, cae una morena en mis piernas.

¿Qué se suponía que hacía en esta situación? ¿preguntarle lo que quería para navidad o algo así?  En fin, supongo que algunos querrán que les caigan las mujeres así, como si tuvieran magnetismo o similar. Personalmente prefiero que no pase cuando estoy recién operada.

¿Qué tal su fin de semana?

Aelocienta

Me sentía como en la canción ¿la conocen? aunque, en mi caso sería: "Aelocienta, Aelocienta. ¡Pronto, pronto, Aelocienta! lava y plancha, trae la ropa, barre y limpia la terraza..." tss, vaya fin de semana más ocupado si no era lavar, era estar con la plancha y, sino, tenía que lavar platos, barrer el comedor, podar ("las ramas llegan a la calle ¡ocúpate!"). 

No entiendo que tiene mi familia contra el concepto del descanso, ¿es que no pueden respetar aunque sea un día? vamos, una se pasa trabajando toda la semana, oficina, reuniones, programas, documentación, más reuniones, cursos y más cursos, estar en el metro como una sardina en lata, escuchar los gritos de la calle, aguantar los frenazos de las micros, llegar a casa a hacer quehacer, ver cena, llegar a tu cama con la única intención de no levantarse más. Insisto ¿qué carajo tiene mi familia contra el concepto de descansar?

Odio cuando el fin de semana se transforma en el momento en que más se trabaja, cuando en vez de disfrutarlo se llena de tareas y obligaciones. Claro, no queda otra, hay que hacerlo, pero desearía poder reservarme un día para mí. Extraño eso ¿saben? el poder hibernar durante esos días. También extraño salir, ir a ver amigos, pasear, poder caminar cuando el sol se está ocultando (y no hay tanto calor) sólo por el gusto de hacerlo, o ir de noche a algún lugar, regresar a pasar la mano por la tela de la mesa de billar, escuchar las risas y los comentarios, sí, extraño esas cosas. 

¿Quién va conmigo este fin de semana a jugar? me niego a pasar otro fin de semana esclavizada a los quehaceres.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios