Y en mi trabajo hoy...

Me tocaba reunión con el cliente más importante de todos. I me iba aleccionando de camino allá, me contaba como la subgerente C había vetado a uno de los informáticos porque simplemente no le cayó bien y como no podía participar más en proyectos con C, que cuidara lo que decía, que no le llevara la contra, porque cualquiera de esas cosas podría resultar en un veto y un posterior despido.

Empieza la reunión, está ahí C, una tipa de unos 40 y pocos años, con cara de "no me río por nada, tengo la razón en todo"; P, con expresión de "quiero dormir más", I y yo. En un momento, se da el siguiente diálogo:
P: Entonces precisaríamos un autorizador y un super autorizador.
C: Sí, para que uno rechazara y el otro objetara según... blablabla
I: ¿En qué se diferencia el autorizador y el super autorizador?
Yo: El super autorizador usa capa.

Se hizo el silencio... y pensé "ya la jodí ¿es que no pude cerrar la boca? seguro que ahora me veta", entonces veo que C me mira y... 
C: Jajajajaja, luego también le pasaremos las mallas.

Ains, no se imaginan el alivio que sentí, tendré que aprender a no decir comentarios semejantes en esas reuniones.

2 comentarios:

Mery dijo...

=)) puedo imaginarme tu cara de "ya la jodí!" XDDD Bueno, al menos tus frikismos te ayudaron a romper el hielo.

Kareen dijo...

:)) =)) Mujer, esa fue doña salvada :P Pero lo importante es que se lo tomaron todo con humor y pudiste interactuar. Ya luego nos cuentas cómo les fue con el súper diseño de vestuario.

Saludos ;)

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios