Y en mi trabajo hoy...

Me tocaba reunión con el cliente más importante de todos. I me iba aleccionando de camino allá, me contaba como la subgerente C había vetado a uno de los informáticos porque simplemente no le cayó bien y como no podía participar más en proyectos con C, que cuidara lo que decía, que no le llevara la contra, porque cualquiera de esas cosas podría resultar en un veto y un posterior despido.

Empieza la reunión, está ahí C, una tipa de unos 40 y pocos años, con cara de "no me río por nada, tengo la razón en todo"; P, con expresión de "quiero dormir más", I y yo. En un momento, se da el siguiente diálogo:
P: Entonces precisaríamos un autorizador y un super autorizador.
C: Sí, para que uno rechazara y el otro objetara según... blablabla
I: ¿En qué se diferencia el autorizador y el super autorizador?
Yo: El super autorizador usa capa.

Se hizo el silencio... y pensé "ya la jodí ¿es que no pude cerrar la boca? seguro que ahora me veta", entonces veo que C me mira y... 
C: Jajajajaja, luego también le pasaremos las mallas.

Ains, no se imaginan el alivio que sentí, tendré que aprender a no decir comentarios semejantes en esas reuniones.

Pilar

Lo he mencionado antes, en este mismo blog, soy adoptada y eso me ha llevado a pasar por situaciones curiosas, agradables algunas, molestas las otras... el conocer a mi familia biológica ha sido una decisión complejo en muchos sentidos. En fin, que no iba de eso la entrada de hoy.

Suelo decir que el 15 de octubre es mi segundo cumpleaños, no muchos lo entienden, algunos dicen "pero si naciste el 2", lo que es cierto, ¿cómo se podría tener otro cumpleaños?... el punto es que ese día fue cuando me sacaron del orfanato, cuando dejé de llamarme "Pilar" (como me pusieron "por mientras" en el orfanato), para ser alguien con nombres y apellidos, con papeles en los registros, con una familia que me había esperado por años... ¿cómo podría no importarme la fecha?

Pero ayer... nadie lo recordó, ni una llamada, ni un gesto... ni nada. Supongo que con los años las cosas se olvidan, que hay cosas más importantes que recordar... supongo que, tendría que dejar de esperar que los demás se preocupen por lo que a mí me importa.

Al final, aunque sea así, a mí me sigue importando el no llamarme Pilar.

Clavos

Hace años atrás, comprando algo que me encargó mi abuela, tuve la mala suerte de pasar por donde estaban unos cajones y terminar con un clavo en el pie izquierdo. Aún no recuerdo como le hice para llegar caminando a casa, pero si tengo en la cabeza que levanté el pie y le dije a mi abuela "sácamelo" (refiriéndome al clavo, claro está), así que ahí ven a mí abuela, martillo en mano, sacándome eso. En fin, esa vez el clavo me atravesó el pie.

Anoche, mientras caminaba por los escombros de lo que antes era un sofá, me pasó por segunda vez en mi vida, un clavo oxidado había traspasado el zapato y me hacía ver estrellas. Claro que esta vez había gente a mi lado, gente que me conocía y, orgullosa (y estúpida) que es una, hice como si nada, los dejé sacar el armatoste y mientras estaban en ello aproveché de sentarme, ver mi pie y quitar el clavo. Llegaron mientras estaba en ello, me llevé un regaño, que como no pido ayuda y luego... luego llamó mi chica. En fin, no fue una buena noche.

Hoy he decidido hibernar, no moverme ni por error y descansar el pie, ya iré a consultorio o al hospital a que lo vean bien, lo que me tranquiliza es que ya tenía la anti tetánica, así que por ese lado bien.
¡Puta que tengo mala pata!

Llegaron los 30

Torta y velas con el "gentil auspicio" de mi novia. 

El domingo pasado estuve de cumpleaños, la tradición dice que para mi cumpleaños SIEMPRE me pase algo y pase, por uno u otro motivo, en el hospital, en la cama (enferma ¿eh? :P ) o enyesada como mínimo. Pues bien ¿qué creen? ¡Este año no pasó nada! :D . Discusiones: las justas, visitas indeseadas: ninguna. Hasta me parece demasiado bueno.

Sobre el trabajo... pensaba avanzar desde casa, pero el monitor del portatil no me acompaña mucho que digamos, al final estoy que lo pateo, me tienen harta sus parpadeos, además, si antes se demoraba unos cuantos minutos así, ahora se puede pasar horas. Por lo mismo, en cuanto solucione problemas varios, compraré otro.

(Se supone que ahora me pelee con una función, pero tengo la cabeza en otra cosa y preferí escribir un rato, shh)

Hablando de la función, sigo pensando en que el "jefe" se explica como libro cerrado, que debería hacer un curso de redacción o yo uno de nivelación a su idioma "jefenés", porque algunas peticiones son verdaderos jeroglíficos y otras... otras son francamente estúpidas. En fin, seguiré con lo mío.


Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios