Días de tortura

Dado que debo someterme a procedimientos médicos varios, desde hoy y por los próximos 10 días NO DEBO COMER: frutas, verduras, carnes, lácteos, legumbres, jamón y un laaaargo etc. Luego de una semana así, pasaré a dieta líquida... tsss.

Esto es una tortura, no sé a los demás pero a mí éstas situaciones me ponen de malas, irritable a más no poder. Por lo que presiento que morderé (y sin gruñido de advertencia) a la menor provocación.

¡Sólo espero que los 10 días pasen pronto! T_T

Ser adoptada...

Hoy, en el programa "Mujeres primero" (la Red), hicieron un comentario sobre la adopción vs el vientre de alquiler (todo debido a los hijos de Bosé).Comentaban que un niño dado en adopción era uno que había sido rechazado por sus padres biológicos, que no se sabía si la madre se cuidó en el embarazo, si era adicta o algo por el estilo y, claro, tampoco sabes las consecuencias que tendrá su ritmo de vida en el niño que se adoptará. Que recurrir al vientre de alquiler era asegurarse de que se tenga un embarazo adecuado y protegido. Que así se sabría de antecedentes, de enfermedades, etc...

Soy adoptada, y paso por problemas de salud que, de haber tenido los antecedentes médicos antes, no tendría. Me ha tocado pasar por las pruebas genéticas, análisis varios... el preguntarme "con todas las cosas que se podrían heredar ¿por qué tuvieron que heredarme sólo enfermedades? :P ". También puedo contarles que saberlo no es fácil, aunque claro, cada quien tiene su forma de enfrentar el tema. La mía fue conocer a mi familia biológica y eso me trajo problemas tanto como alegrías. Ya les he hablado de eso.

Pero ¿saben? así, con todo lo que pasé, si tuviera que elegir adoptaría, ya sé que es complicado, ya sé por lo que pasará, ya sé de la verdadera tormenta mental que significa... sin embargo, a los hijos se los quiere como vengan. Sino, no mereceríamos ser llamados "padres" ¿no?

Respetaré a quienes toman la otra opción, yo seguiré pensando en todos los niños que no tienen padres y precisan un hogar.

Torbellinos

A ratos siento que estoy en un torbellino, que las emociones llegan de golpe, tantas y tan fuertes que se hacen un lío dentro de mí; a ratos necesito un desahogo, un respiro, tocar fondo...

Y sí, me pasó, lo toqué, primero con problemas físicos, monetarios y luego emocionales ¿cómo no estallar así? ¿alguien podría evitar explotar en miles de trocitos? Han sido meses difíciles, tanto, de descubrimiento también, de evaluar personas, de indignación... de ver que a ratos puedo estar ciega y que necesito de ese pulgoso (es con cariño ¿eh? :P) para que me abra los ojos.

Se acabaron los proyectos, empecemos con las acciones, sigo creyendo que es mejor ocuparse a preocuparse, que las cosas pasan por alguna razón y que soy hierba mala, resistiré.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios