Rojos y casas III: ¡Métete tu comité por...!

Las cosas tienen un límite, mi paciencia más, luego del problema del arriendo vinieron otros... si, como dijo mi abuela. Y todos empezaron cuando, mientras esperábamos en el registro civil por nuestra hoja de antecedentes, ella empezó con:
Sandra: Supongo que ustedes están conscientes de que ahora vamos en serio.
Yo: Por algo nos postulamos y estamos aquí ¿no?
Sandra: Es que luego no quiero que digan que no podrán ir o que tienen otras cosas que hacer o que...
Yo: Sandra, de momento, la única que no ha faltado a ninguna reunión soy yo, así que no jodas ¿vale? :-L

Pasaron los días, el tesorero encontró trabajo y, claro, faltó a una reunión, por no faltar el primer día. Entonces empezaron los problemas, entre que Sandra criticaba al tesorero, que éste no entregaba los papeles a su reemplazo sino que a mí, que yo anotaba actas, cobraba cuotas, llevaba la contabilidad, etc... claro, era de esperarse que hubieran problemas entre Sandra y el tesorero.

En una de las discusiones...
Sandra: ¡Tengo el poder para destituirte si quiero!
Tesorero: ¡Hazlo entonces! ¬¬
Sandra: No puedes no tener las cuentas al día
Tesorero: Las tengo al día, pero aún no termina el mes

... Y luego de varios gritos más:
Sandra: ¡Y le dices a Aelo que si no me trae las cosas para el sábado la echaré también!

¿Yo que tengo que ver acá? O sea, estábamos a lunes, tenía casi todo listo ¿y me llevo amenazas gratuitas? Ah no, eso si que no, que no joda. Además, si tanto quiere apurarme ¿por qué no llamar antes? y hay formas y formas de hacer las cosas ¿no?

A los días llama...
Sandra: Hola compañera, quería saber como va con lo del sábado y si están listas las invitaciones para el bautizo del comité.
Yo: Si, está eso listo, junto a mi carta de renuncia.
Sandra: Tu... ¿qué?
Yo: Mi carta de renuncia, las amenazas no van conmigo, yo no amenazo con irme, me voy y ya.

Es una reacción visceral, lo sé, pero luego de echar al tesorero sin preguntarle a nadie, de crear escándalos, de amenazar con policía innecesariamente, de acosar a base de llamadas a varios miembros del comité y demás... la verdad es que no se aguantaba esa mujer.

Es curioso, de los cinco miembros de la directiva (incluida Sandra), tres nos fuimos. Eso significa algo ¿no?

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios