Recuerdos y primos

El viernes han llegado dos primos desde Chiloé, lo que ha provocado un cúmulo de recuerdos, anécdotas y risas. Además claro, de las bromas por el salitre (me han dejado pequeña ¿con qué los alimentan?).

¿Cómo evitar reírnos con los recuerdos del abuelo? siendo un cúmulo de anécdotas en donde las flores solucionaban todos los problemas con la abuela, o sus lecciones en cuanto a cerraduras y otros temas. Pensar en él subido al techo o sus múltiples escapes (con lo que dejaría pequeño a Houdini), verlo saltar cual gato por los tejados, recordar el circo de los Orellana y la forma en que nos salvamos de múltiples caídas y lesiones. Recordar, lo que aprendimos de él con un vaso en la mano.

Pasar luego a las historias de siempre, esas que no se nos olvidarán ni aunque tengamos 90 años (luego supongo que el alzehimer tratará de quitárnoslas) :P, compras en farmacias, entrevistas varias o... cierta "ingeniería" bastante especial en ellas.

En resumen un... vernos como los niños que fuimos, con las historias de antaño, la complicidad, las bromas y tomaduras de pelo, sientiéndo y comprendiendo (si, recién ahora) porque hasta el día de hoy Gloria y los demás se persiguen por el patio con la manguera en la mano o las bombas de agua.

Definitivamente tenían razón: reunirnos con los primos es volver un poco a la niñez.

2 comentarios:

Janendra dijo...

Se te nota lo contenta. Yo quiero oír anécdotas *^*

Javi dijo...

Me alegro mucho por ti. Lindo blog. Te envío un abrazo.

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios