Colecciones y manías

Veía a mi hija con sus recortes de razas de perros, los cuadernos y cuadernos que ha llenado con información sobre ellos, las razas, los lugares de procedencia, como se originaron, etc. Y me reía un tanto con esa costumbre de mi hija, cuando ella me ha visto y ha dicho:
_ ¿Qué coleccionas tú mamá?
_ ¿Yo? pues... hmm, ¡¡problemas!!
_ ¡Vamos! no me tomes el pelo, hablo en serio.
_ Es que... no se me ocurre que puedo coleccionar yo.
_ ¿Y tus lápices qué?
_ Verdad o.o

Y si, es cierto tengo la costumbre de juntar lápices, bolígrafos, plumas y cosas así. Claro, ahora suelo escribir más en el computador que en papel, por lo que no se explica porque tanto lápiz, pero si, confieso que me encantan. Además, por una costumbre, superstición o... ¡no se qué! ocupo uno u otro según lo que me ponga a escribir. Por ejemplo, cuando no me resulta un programa en particular, tomo papel y mi bolígrafo negro y me pongo a lanzar trazas. Es raro, pero basta que haga eso para que la solución salga ante mis ojos. Así que se podría decir que tengo mi "lápiz para programar".

Si sigo con los ejemplos, cada vez que anoto algo en mi agenda, también tengo un lápiz regalón para ello y, curiosamente, no tengo que ver lo que anoto luego, simplemente me acuerdo. Ya sé, es la mala costumbre nada más, pero ¿qué se le va a hacer?

(Mejor me dejo de reír de los perros de mi hija)

¡Lluvia!

_ ¡Esta lloviendo!
_ Si, me di cuenta (hace rato ya que me lo avisó la rodilla).
_ Vamos mamá, alégrate... ¡¡esta lloviendo!!
_ Uy si, si estoy feliz ¬¬ (¡¡me congelo!!)
_ ¿Puedo ir a jugar afuera?
_ No, sé que quieres ir a saltar a los charcos.
_ Pero si yo me abrigo, anda, di que si.
_ ...

Escuché a esa peque ir a su pieza para buscar con que abrigarse, al rato regresó diciendo.
_ ¿Así es suficiente?

_ O.o Jajajajajajaja, yo creo que si, ya ve
_ XD ¡¡Siiii lluvia!!

Reconozco que mucho me reí al mirarla por la ventana mientras ella saltaba en cada charco que veía, si, definitivamente encontré en la lluvia una razón para reír.

Día del padre

Mi hija estaba triste en la mañana, sin ganas de saltar o correr como otros días, haciendo sus tareas aún cuando mañana no tiene clases. A pasado el día así, luego, ha subido hasta donde me encuentro...
_ ¿Me cuentas de papá?

Me he pasado ese rato hablándole de él, de cada detalle que pregunta, de los gestos, de las formas, de la manera en que se comporta, de sus gustos (que comparte con ella), de la paciencia infinita que tenía para dibujar rostros, de él tocando la batería (de mi dolor de cabeza ante eso), de los sobrenombres, de los lugares, de todo...
_ ¿Por qué se fue?

Aquí se me parte el alma, le cuento de él, de sus miedos, de sus angustias... de las razones que pudo haber tenido (es que ya no me queda de otra ante sus preguntas), veo los cambios en su cara, la expresión cambiante, el ceño en su frente.
_ ¡¿Es que no fui lo suficiente para que dejara de ser un cobarde?!_ una pregunta, más bien un grito, un reclamo_ ¡tú no te fuiste! él pudo quedarse, él pudo estar... él pudo...

Lágrimas de rabia rodando por sus mejillas, lágrimas de pena luego... simplemente lágrimas... que yo comparto.

Seba

Hace poco llegué de un funeral, cosa nada agradable por cierto, en especial cuando, como fue el caso, se trataba del funeral de un niño.

¿Qué más puedo decir para que se entienda? un niño de dos años, uno que hace pocos días provocaba las risas de los demás con sus diabluras; uno que era inquieto, como cualquier niño a su edad; uno que podía colocar la casa patas arriba y luego conquistar con una sonrisa a los demás.

Se creía el centro del universo, tenía una buena dosis de ego, se sabía querido y se solía aprovechar de eso. Tenía muchos tíos, de esos postizos que no faltan en cualquier familia, a los que se solía encaramar, porque sabía que le llevarían algún chocolate o golosina, cobrando el "peaje" en la entrada de su casa.

Tenía una risa contagiosa, era imposible permanecer seria ante esa risa, tampoco se podía estar triste o molesta; en cuanto se lo escuchaba, no había otra cosa que carcajadas a su alrededor. Y con él, eso era cosa de todos los días.

Eterno preguntón, los continuos "¿qué es...?" salían de su boca, explicaciones para todo, todo quería saberlo, analizarlo... inclinaba la cabeza ante las respuestas y luego seguía preguntando por detalles.

El peligro cerca de cualquier fuente de agua, era cosa de descuidarse y escuchar el ruido al salpicar, para ir a ver y encontrarlo hecho una sopa. Que decir de los charcos en donde solía saltar y ya no hablemos de cuando estaba en la playa, porque no había forma de sacarlo del agua.

Y duele, vaya que duele que Seba se haya ido.

De trabajo y amor a primera vista

¿Alguno de ustedes ha intentado instalar el Visual Studio .NET? si lo lograron ¡por favor! denme el método. Todo esto por querer cambiar un programa de Basic a .NET ¿para qué? petición del cliente ¿qué otra cosa?

Bueno, me lancé a la aventura, total ¿qué tal difícil podía ser? (Maldito .NET ¡y la madre que lo parió! ¬¬)

Para empezar el condenado programa, te pide una serie de actualizaciones de Windows, que instales IIS (¿o eran SII?), servidor, Frontpage y una cantidad de requisitos que en verdad acojona. Luego de eso (si es que lo consigues, porque los Servipag de Windows ¡NO SIRVEN!) (y no te dicen nunca que están en el último CD, tienes que adivinarlo), te abre la segunda opción que es instalar este programa ¿cuál es el problema? simple, como instalaste los componentes remotos no te deja instalar lo demás, diciéndote que si quieres agregar opciones adicionales tienes que desinstalar lo que ya tienes, blablabla.

Luego de pasarme ¡5 horas! así, me harté y empecé a pensar en la posibilidad de lanzar mi pc por la ventana, patear al cliente o ahorcarme de un árbol. En verdad, estaba histérica ¿por qué no pueden hacer esto sencillo?

Debe haber algún manual de instalación, así que me meto en san Google a buscarlo, o sorpresa, la versión que tengo ¡no existe! ¿será producto de mi imaginación? O.o (¿me habré pasado con la medicación?) Grrr. ¿Cómo cresta instalo esta cosa?

Busco en Wikipedia las versiones de Visual Studio .NET existentes y... ahí esta, la solución de mis problemas: SharpDevelop. ¿Qué es eso? una plataforma que aguanta .NET y que no da problemas de instalación.

Luego de ver que se instalaba sin problemas me interesó, al darme cuenta de que está en español empecé a quererlo, cuando me fijé en que además soportaba JAVA y C++ me he planteado la posibilidad de declararme, pero... al saber que es gratuito me enamoré perdidamente de él. En verdad, amo este programa (solo una friki podría enamorarse de un grupo de bits, pero lo soy y a mucha honra).

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios