WTH?

¿Ven esa imagen? esa es la entrada de MI CASA, me encontré con este mensaje al salir ayer de la misma. Al verlo, no supe si sentirme horrorizada, si sacar la cuenta de cuanto me saldrá pintar de nuevo, si sorprenderme porque en un graffiti se ocupen tildes, si ponerme a buscar a "VyR.", o simplemente matarme de la risa ante la ñoñeria.

Bueno, ahora cuando me pregunten como llegar, podré dar esto como referencia, se ve clarito no importando la distancia. En fin, no tengo palabras.

Mi amigo "Ceniciento"

Sabía que llegaría tarde, pero contra mi costumbre, no me molestaba esperar, hacía mucho ya que quería reunirme con él y mi trabajo me lo había impedido antes, me puse a hojear mi libro un rato, sin casi leer... o al menos sin prestar atención a lo que leía... de repente, veo un libro azul de Boticelli pasar delante de mis ojos, esta en las manos de un hombre moreno que me sonríe.
_ ¡¡Hola cariño!! :D
_ Hola pos mija

Fuimos a pasear por Manuel Montt, viendo los escaparates de libros y tentándonos con unos cuantos, mientras nos reíamos de títulos raros y babeábamos por algunas ediciones especialmente bellas (como la de La divina comedia), estábamos en nuestro elemento, más que mal, eran precisamente los libros quienes habían dado tema para nuestra primera conversación por messenger.

Luego de eso, fue detenerse en un lugar a tomar algo, sacar los cigarrillos del bolsillo, soltar la lengua, hablar de lo humano y lo divino, de ocultismo, ediciones del siglo XV, física, anécdotas varias, de porque se veía tan poco la constelación del 13º signo, de más libros, de tesoros personales, de intereses en común... En todas esas horas dejé de sentirme como un bicho raro, o al menos quien estaba delante mio era tan raro como yo.

No faltaron las llamadas inoportunas... mi madre una, su polola la otra (mientras yo controlaba las ganas de reír al oírlo decir que estaba solo en el centro de Santiago) y esbozó una excusa detrás de su sonrisa "ella es celosa".

El tiempo pasó sin que me diera mucha cuenta, en un momento le pregunté porque se había escondido un hombre así durante toda mi vida, rió, preguntó porque la mujer perfecta tenía que estar en Santiago y no en la ciudad donde vive...

La despedida, fue agridulce, contenta por haberlo visto al fin, triste por lo poco que duró... pero como el Ceniciento, desaparecería de Santiago a las 12... y se acabaría el cuento.

Y en este cuento, no hubo final feliz.

¿Para qué lugar los pasajes?

En mi trabajo todavía no se decide a qué lugar irá cada quien... así que mientras hago tiempo. Pensaba en ambas ciudades, en los motivos que tengo para ir a una u otra independiente de computadores varios.


En Concepción tengo a 3 de mis primos, lo cual significa carrete seguro, pero... tomando en cuenta la distancia a la que estamos (bueno, está bien, Castro queda más lejos). El punto es que para ir hasta allá necesitaría de un lápiz luego... y no hay muchas ganas de ello.

Admito que conozco ya el lugar, que no me atrae mucho, que fuera de mis primos no le veo grandes ventajas a Conce... y que, a pesar de que la posibilidad de molestar a mi tío en su casa es muy tentadora, también lo es la opción de poder dormir de noche sin tener tortícolis al siguiente día (a diferencia de lo que representa dormir en el bus).

Valparaiso por su parte... je, es mucho el tiempo que paso por allí (lo más alejada del mar posible) (la sucursal esta al lado de él :S), pero le estoy tomando cariño. Queda cerca, me da el tiempo justo para dormir una siesta XD (si, siempre con sueño de día) o para ponerme a leer un rato. Además, empiezo a ubicarme en Valpo y Viña, lo justo claro, pero por algo se empieza ¿no?.

Además, Valpo y Viña cuentan con algo que me conquista: viento.

Bueno, ya las 10 y nada... seguiré esperando.

Y las ausentes regresaron...

Hoy me tocaba el turno de la mañana, hacer soporte por algunas horas y se suponía que luego, como estoy con mi mano pidiendo perdón, iría a casa (aprovechando que quien estaba de vacaciones y quien estaba con licencia habían regresado), pero, como había que hacer la migración de Santiago 2000, no pudo ser y fui hacia allá.

Lo de siempre, ir a la plataforma internacional y darse la lata de migrar todo, ver que funcione y conseguir la firma del usuario. Luego de algunas horas, termino y decido bajar.
K: ¿Tienes algún problema?
Yo: No, ni uno.
K: Entonces ¿es que no crees que es muy temprano para tomar un descanso? se supone que hagas a todos los Citi gold hoy.
Yo: Soy consciente de ello.
K: ¿Probaste la semilla, instalaste el Tivoli, actualizaste todo?
Yo: (¿Esta tipa cree que soy imbécil? ¬¬) Si, probé la semilla, instalé el Tivoli, aproveché e instalé el E-call, E-CDD y AS400, respaldé los .pst, y le saqué la firma al usuario.
K: Bien... ¿cuántos llevas?, sé que te duele la mano, pero hay que terminar hoy porque lue...
Yo: Todos
K: ¿Qué? O.O
Yo: Todos, terminé con todos los equipos. Si bajé fue para ver si te podía ayudar, como no has estado supongo que estarás más lenta que de costumbre, además, no es que yo esté muy rápida, pero al menos podré ayudarte con un par ¿no? dime... ¿cuántos te faltan?.
K: 10 equipos...

De esos equipos terminé haciendo 7, si, es verdad, me dolía la mano; cierto también que no me cae ella muy bien que digamos; pero, si he de trabajar con ella ¿por qué no intentar al menos tener una mejor relación?. Además, lo confieso, quería demostrarle que soy tanto o más capaz que ella de hacer este trabajo, que ya dejé de ser la nueva... y que, por último, se preocupe más de lo que tiene que hacer y no de lo que debo hacer yo.

_____________________________

Ah todo esto, mañana viajaré a Conce o a Valpo (ya saben de la organización), así que si no me ven será por eso.

Organización ¡¡por favor!!

Ayer estaba trabajando en Nueva Apoquindo (Vitacura) cuando Jorge me dice que lo de mañana y Valparaiso se cambia de fecha, que ahora Concepción y Valpo serán en el mismo día y que él quiere que lo acompañe a Conce (yo no quiero)... me dio lata, ya había avisado que iría, pero bueno, por lo menos tendría unos días para convencer a mi jefe de no ir a Conce. Sin embargo a las 11 me llamaron para que fuera a Viña, según me han dicho quedaban 3 computadores pendientes (no recuerdo eso, yo hubiera dicho que quedaban dos solamente), que tenía que ir urgente y que la aplicación que había que respaldar, luego de hacer la migración, era una que no había podido ser configurada en ninguna de las sedes bien, que si me equivocaba me cargaba la plataforma internacional... pero ¡¡vamos!! que no me sienta presionada.

Sin pasar ni por mi casa a buscar ropa ni nada me dirijo hacia Viña, tenía que estar a las 2 a más tardar para cambiar el equipo. Al llegar me miran con sorpresa, nadie había anunciado que iría a cambiar los equipos pendientes (¡¡ALEJANDRO!! ¬¬), como siempre Francisco (jefe de operaciones) se comportó como un amor de hombre y me llevó al lugar donde estaban los equipos con EL usuario respectivo: Rodrigo, de la banca internacional.

Como estaba conversando con gringolandia, me tocó esperar que se desocupara, además los de redes no llegaban así que ¿qué otra cosa podía hacer?. Con Cristian (el soporte de la quinta región) nos fuimos a comer, mientras que aparecían los demás.

Cuando llegaron a ver el rack (a las 5:30 de la tarde ¬¬), fuimos donde el usuario a pedirle que desocupara los equipos para migrarlos y él nos dice:
_ No dejaré que toquen mis equipos hasta que no sepa que la aplicación funciona en otros computadores.
_ (¿Puedo matarlo? ¿puedo?) Vaaaale, veamos los otros dos equipos que necesitan la aplicación.
_ No pueden
_ ¿Por qué no?
_ Porque uno de ellos esta con vacaciones y la otra con licencia, por lo que no se puede ingresar con su sesión de usuario.
(Por regla del banco, hay registro de las conexiones a la aplicación. Si se inicia una aplicación con un usuario que se supone que no esta en la oficina despiden a ese usuario).

Entonces... ¿qué hacer? se supone que haga funcionar una aplicación en un par de equipos que no puedo encender, que luego migre a los otros del usuario que no se deja y que haga funcionar la aplicación que no le funciona a nadie... lo tengo claro, buscaré desde ya un árbol para ahorcarme ¬¬.

Luego de esto, Rodrigo Miranda (el usuario) me muestra un mensaje que le llegó desde el gerente de banca internacional que dice "no permitas que toquen ninguno de tus computadores para la migración".

Luego de esto, salgo un rato... es que ya quería ahorcar al tipo este, ¿cómo se supone que haga mi trabajo?... empiezo a llamar a Abraham, Rodrigo (jefe), Edmundo (gerente), Alejandro y Jorge pidiendo ayuda y preguntando de paso si puedo patear al usuario molestoso este.

Después de una hora de insistir convencemos al gerente de la blablabla... de que deje que migre los equipos, me dice que esta bien, pero que como no funcionen al día siguiente él mismo se encargará de que pierda el trabajo (insisto: para nada presionada).

Por fin me pongo a ello, desencripto, respaldo, cambio dominio... ahora llega la parte de cargar las aplicaciones, coloco el usb y... ¡¡no me lo reconoce!! y no podía recurrir al CD de siempre porque había explotado el día anterior mientras estaba en Vitacura (si, como se oye: explotó). ¿Ahora qué?.. miro a mi usuario y le pregunto:
_ ¿A qué hora llegará mañana?
_ A las 9
_ Bien, yo estaré aquí a las 8 para terminar con esto, ya es tarde y querrá ir a descansar.
_ Perfecto, entonces nos vemos mañana... ¡¡Ah si!! por favor no te olvides de que necesito internet para las aplicaciones con el extranjero.

¡¡Rejoder!! ¿internet? pero si ningún perfil de BCH tiene internet ¡¡con razón no funciona nada!! llamó a Rodrigo, le pido que se mueva él con los grandes para conseguir el internet funcionando para la mañana siguiente. Por mi parte me dirijo a un cyber a copiar los archivos a un CD, para no tener más problemas (al final hice dos CDs).

A la mañana siguiente...

Llego, instalo, pruebo todo lo que puedo y va bien, PERO no hay internet. Ainsss, el usuario ya me miraba con ganas de matarme lentamente. Pero me salvan los clientes que llegan, así que mientras los clientes lo distraen yo sigo llamando a Pedro, Juan y Diego para conseguir todo esto.

Al final, a las dos de la tarde llegó internet... y a las 5 de la tarde firmó la orden de trabajo declarándose conforme. Ya salía de la oficina del Citi, pensando en que iría a mi casa cuando llama Abraham:

_ ¿Estás en 1 norte todavía?
_ Voy saliendo
_ Perfecto, tengo una impresora que no funciona en Medio Oriente anda a verla ¿si? llamó Claudia para decirme.
_ (¡¡TE ODIO!!) Vale, voy para allá.

Llego al lugar y me informan que la tal Claudia no esta en esa sucursal, sino que en la de Reñaca (ainsss, seguro Abraham empezó a beber temprano), llamo de nuevo.

_ Ella está en Reñaca.
_ Pucha, disculpa ¿vas para allá ahora?
_ (¿Será weón o se comió los papeles del baño?) No, me marcho a Santiago, le diré a Nelson o a Cristian que pasen mañana (para eso son el soporte de la quinta región ¿no?).
_ Bueno, organízalo tú entonces.

En fin... llegué a mi casa pasadas las 9. Pensando en que la organización de todo esto es un asco y que mañana no iré a trabajar, me niego.

¿Por qué estas cosas me pasan a mi?


Como algunos saben, trabajo migrando equipos en el Banco de Chile (Citibank y Edwars)... y ¿qué he de decir? justo tocaba Orrego Luco... ainss...

Como dice Rubén: "deberían avisar para traer pañales O.o" je, en fin este trabajo será de todo, pero entre golpes de corriente y asaltos les aseguro que aburrido no es.

Hacker

Hoy otra persona me ha pedido que hackee una cuenta de usuario, ya son varios a quienes les he dicho lo mismo. Así que doy el aviso general:

NO HACKEO CUENTAS

Las razones son múltiples, para empezar siendo hackeada alguna vez sé lo desagradable que resulta, así que razones como: "es que quiero ver lo que tiene", "no deja de molestarme", "quiero darle un lección", "se lo merece" y demás argumentos inmaduros no me convencerán. Segundo, si tienen un problema con alguien ¿por qué no lo arreglan por si mismos? en verdad, por lo general si puedo ayudar ayudo, pero esto es algo que me supera, me molesta en sobremanera. Tercero, va en contra de lo que creo correcto, y no cambiaré NI POR TI (él sabe a quien me refiero).

Si han de seguir pidiéndome esto, a pesar de lo expuesto anteriormente, lo digo desde ya, como mínimo los dejaré como no admitidos, pero si me pillan de malas... igual y me dedico a hackear... las cuentas de quienes me molesten.

Es mi última palabra, déjense de molestar.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios