Valpo

Quienes me conocen lo suficiente saben de mi desagrado sobre Valparaiso (y aún más con Viña del Mar), he de comunicar que me estoy "reconciliando" con estas ciudades.

Este fin de semana fui hacía Valparaiso, salió de la nada y cuando me di cuenta ya estaba en el bus, por supuesto, también saben ustedes mi suerte en estos viajes y entre niños que gritaban como contratados, tipos cantando, otros más roncando, etc... el viaje fue de todo menos tranquilo. Quedaban 5 minutos para llegar a Valparaiso, pero noooo, tenía que pasar algo: el bus de adelante chocó contra un camión y se volcó, quedando atravesado en la carretera.

¿Ya me imaginaron? si, exacto, con la vena a punto de reventar, mi típica expresión de "otra vez esta huevá", impaciente como siempre. Después de... ¡¡una hora!! de espera por fin llegué a Valparaiso.

¿Qué fui a hacer? ¡¡claro!! a ustedes les voy a contar de seguro, no viene al cuento y lo dejaré allí. Solo diré que lo pasé genial, que reí mucho, que mi lado curioso se vio satisfecho y que mantuve la tradición de viajes complicados. Entre que el cajero se traga mi tarjeta, que tengo que correr para alcanzar el último metro, etc. Llegué a casa justo a medianoche (si, antes de convertirme en calabaza).

Espero volver pronto por esos lados.

0 comentarios:

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios