Ejerciendo de madre

Lo de ejercer de madre es la tarea que me ocupa más tiempo, bueno, es cierto que no es tanto como antes (incluso llegué a pasar más tiempo que mi hija en el colegio) pero sigue siendo agotador. Entre disfraces, reuniones, tareas (deberes)... ¡¡ya estoy cansada de hacer tareas!! pero cuando más no puedo más, cuando estoy que hago ñaco todos los triángulos y prismas, llega ella, con la sonrisa de siempre y el tono que ocupa para convencerme diciendo: "¿me ayudas mamá?" y ahí voy de nuevo, investigando sobre "cirugía robotica" (¿qué clase de tareas son esas?), repasando tareas, corrigiendo ortografía, revisando resultados de operaciones matemáticas, buscando materiales...

También me toca hacer de chofer llevándola a entrenamientos y ensayos... o a casa de sus amigos cuando le toca estudiar. Y si no soy chofer, me tocará de seguro corregir la pronunciación de una canción del coro o repasar junto a ella algún parlamento nuevo.

No todas mis actividades son tan tranquilas, al menos no en relación a ella, no falta el sábado por la mañana que, después de despertarme (saltando en mi cama) me dice: "¿vamos a lanzar?" quienes hayan visto al gato con botas en Shrek 2 podrán reconocer esa mirada... y claro, me levanto, y nos pasamos la mañana encestando en el aro que se me ocurrió instalar en casa.

Claro, a pesar de todo lo que me agoto, que a veces quiero dar un grito, que otras pierdo la paciencia con ella no cambiaría por nada ese rato que pasamos por las noches comentando el libro de turno, o escuchándola decir "¿adivina que pasó en el cole hoy?"... es mi torbellino ambulante, mi "Taz", la "monstruito" (quien encuentra de lo más normal que su madre "la arpia" tenga por amigos al "vampiro" y a la "bruja") pero... es mi niña.

Y ahora me retiro para terminar de pintar el sistema solar...

3 comentarios:

Violeta dijo...

Jo, cuando hablas así, con ese cariño, hace que los demás, envidiemos el poseer ese tesoro tan preciado... un hijo!!
Distruta de ella, que cuando crecemos nos volvemos horribles!! jajajajaja. Besazos guapa!!!

Marcela González dijo...

Hola....es divertido cómo lo cuentas, pero te entiendo, es estresante también!!!

Cariños...

Aelo dijo...

Viole, no creo que cuando crezcan se vuelvan horribles, a lo más los problemas crecen con ellos.

Marcela, sé que me entiendes, tú tienes 3 hijos, así que sabes conoces bien la satisfacción y el orgullo por ellos... y también cuanto cansan.

Un beso a ambas

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios