Paz al fin

He dejado el blog abandonado por algunos días, ruego comprensión, como ya dije antes estuvo mi madre por aquí, como he repetido llegó de sorpresa, sin dar tiempo a huir y sin dar tiempo para cambiar los compromisos anteriores ¡¡¡es que Santiago se revoluciona cuando ella está en él!!

Mi trabajo se resintió ¿cómo no iba a pasar eso? ella apaga mi computador en cuanto lo ve encendido y sin guardar los cambios previos, por lo cual perdí el trabajo de la mañana en más de una oportunidad (piensen que hace años atrás la metí en un curso de computación solo para evitar eso, creo que necesita un repaso a las clases).

También gusta de salir, y por supuesto lleva a su nieta con ella, y es cuando empiezan nuestras peleas, se le ocurre aparecer justo en la semana en que mi hija tenía pruebas TODOS LOS DÍAS. Vamos, que mucho no pudo estudiar, por suerte salió bien librada de ellas.

Además ha estado mi tío (su hermano) quien ha amenizado los días con sus innumerables bromas, por lo que he tenido que cuidarme de que me tome el pelo... insisto, la semana no fue productiva.

Pero ya se han ido, ahora puedo ponerme al día con el trabajo (sé de uno que me va a querer matar), y ver que mi pequeña estudie (cosa que no le agrada nada). A propósito de ello ¿alguien tiene información sobre el nivel productivo de la región del Maule?

Una arpía en entrenamiento

Algunos ya saben que mi madre esta de visita, que llegó de sorpresa para no darme tiempo de escapar. Pero si no fuera porque esta aquí no hubiera podido reírme con la discusión que tuvo con mi hija, se quejaba de todo lo que tenía que hacer (hizo de chofer de mi pequeña) y ella le sale con:

_ Pero si mi mamá ayer me llevó al colegio, fue de compras con mi tía, luego a buscarme, después me llevó a entrenar y al regresar, aún con la espalda mala encestó un triple ¡¡cómo se nota que ya estás vieja!!
_ ¡¡Yo no estoy vieja!!
_ Disculpa, es que se me olvida que eres mi abuela.
_ ¡¡No me digas abuela!!
_ Bueno, entonces abueliiiiiiita jajaja.

Y sale arrancando (y eso que hoy la peque está desanimada), como mi madre no logra alcanzarla se escucha en el patio:
_ ¿Te llevo un bastón a ver si me alcanzas abueliiita? es que ya han quedado atrás los tiempos en que caminabas y corrías.

Ya no pudiendo aguantarme más digo: ¡¡Ya basta!! tu abuela no caminaba ni corría, ella iba en brontosaurio a todas partes.

¿Es necesario que diga que mi madre me quería matar? ¿o lo orgullosa que estoy de esa arpía en entrenamiento?.

"Hacer ñaco"

Dada la entrada anterior y antes de que pregunten (algo los conozco), hacer ñaco es destruir un objeto, cuando alguien quiere agarrar el ordenador con un bate pues quiere hacerlo ñaco.

En la entrada anterior dije "hacer ñaco los triángulos..." eso significa que dichas figuras geométricas (de papel) están en serio peligro de destrucción.

Ejerciendo de madre

Lo de ejercer de madre es la tarea que me ocupa más tiempo, bueno, es cierto que no es tanto como antes (incluso llegué a pasar más tiempo que mi hija en el colegio) pero sigue siendo agotador. Entre disfraces, reuniones, tareas (deberes)... ¡¡ya estoy cansada de hacer tareas!! pero cuando más no puedo más, cuando estoy que hago ñaco todos los triángulos y prismas, llega ella, con la sonrisa de siempre y el tono que ocupa para convencerme diciendo: "¿me ayudas mamá?" y ahí voy de nuevo, investigando sobre "cirugía robotica" (¿qué clase de tareas son esas?), repasando tareas, corrigiendo ortografía, revisando resultados de operaciones matemáticas, buscando materiales...

También me toca hacer de chofer llevándola a entrenamientos y ensayos... o a casa de sus amigos cuando le toca estudiar. Y si no soy chofer, me tocará de seguro corregir la pronunciación de una canción del coro o repasar junto a ella algún parlamento nuevo.

No todas mis actividades son tan tranquilas, al menos no en relación a ella, no falta el sábado por la mañana que, después de despertarme (saltando en mi cama) me dice: "¿vamos a lanzar?" quienes hayan visto al gato con botas en Shrek 2 podrán reconocer esa mirada... y claro, me levanto, y nos pasamos la mañana encestando en el aro que se me ocurrió instalar en casa.

Claro, a pesar de todo lo que me agoto, que a veces quiero dar un grito, que otras pierdo la paciencia con ella no cambiaría por nada ese rato que pasamos por las noches comentando el libro de turno, o escuchándola decir "¿adivina que pasó en el cole hoy?"... es mi torbellino ambulante, mi "Taz", la "monstruito" (quien encuentra de lo más normal que su madre "la arpia" tenga por amigos al "vampiro" y a la "bruja") pero... es mi niña.

Y ahora me retiro para terminar de pintar el sistema solar...

De Santiago a Chiloé


Conversando con Cris, de temas tan interesantes como "ositos y otros juguetes" (ni pregunten) salió el lugar en donde crecimos, y como era de esperarse empezaron las nostalgias.

No hay mucho que agregar, el vídeo muestra parte del camino entre Santiago y Chiloé, pasando por el volcán Osorno, aunque la mayor parte de las imágenes son de la isla.

(Se me olvidaba decir: mi madre amenaza con visita... :S a ver a donde huyo)

Se me han cruzado los cables

Hoy decidí ponerme al día con los blogs de mis amigos (siguiendo el ejemplo de una en particular), pues bien, ente tanta ventanita adjunta para comentarios, mi PC se ha vuelto un poco loco (y yo mucho más) y he dado vuelta los comentarios, es así como a Claudio le llegó el comentario de Marcela y a ella el de Claudio.

Supongo que ellos me conocen lo suficiente como para saber que estas locuras me ocurren a menudo, que la locura no es contagiosa y que siempre seré un plato.

Así que, si alguno de ustedes (Claudio y Marcela) ve esto: ¡¡¡POR FAVOR BORREN MI COMENTARIO!!!

Visitando a Juana

Hace algún tiempo atrás comenté sobre Juana, mi bisabuela, de sus problemas de memoria, de los fantasmas que la rodean (y que sólo están en su cabeza), debido a estas razones, después de muchos "dimes y diretes" se decidió ingresarla en una casa de acogida.

Hoy, he pasado por ahí y sin pensarlo dos veces he llamado a la puerta... y la vi allí, sonriéndole a Hugo (quien tiene unos ojos PRECIOSOS), hablando de sus muchos nietos, de como eran las cosas antes... la vi en su elemento.

En verdad daba gusto, después de conversar un rato, de verla jugar a las cartas (será mayor, pero lo tahur de la familia no se le quita ni con los años) y de reírme de su acompañante (que me pedía salir a cenar)... he regresado con una sonrisa.

Espero no dejar tanto tiempo pasar antes de otra visita.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios