¡Malditos roedores!

Ayer hablaba de lo que me desagradaban estos bichos, claro, fue como invocarlos hoy ha aparecido uno en casa.

Estaba preparando café, cuando siento que algo pasa sobre mis pies ¡un ratón! en mi veloz esfuerzo por huir pasé a llevar tazas, platos y poco más ¿qué importaba? había que salir de allí como fuera.

En verdad, ni sé para qué tengo una gata en casa si lo único que hace es tenderse sobre la ropa recién planchada (mientras más oscura la ropa con más ganas duerme sobre ella). Espero que lo pille pronto, porque sino no le daré de cenar.

Mientras que mi hija me dice: "mamá, si lo atrapo ¿me lo puedo dejar de mascota?", es que podría pedirme algo más de mi gusto, como una araña pollito (tarántula chilena). En fin, espero que el ratón desaparezca pronto porque en esta casa no podemos estar los dos.

2 comentarios:

Violeta dijo...

Mmmm!! Eso de salir a toda prisa de casa con lo que tengas puesto y lleves, me suena... claro que no por un lindo roedor sino por mi querido insecto...
Para mi que tu gata está demasiado humanizada.... que no sabe que es un gato y que debe atacar a los ratones. A lo mejor te la encuentras en la calle junto a ti, esperando que mates tu al raton, ja ja...

Aelo dijo...

Me imaginé que te sonaría, en verdad rompí mi propio record.
No Violeta, mi gata sigue siendo gata (con algunas particularidades propias de ellas claro) ya se encargó del ratón. La única triste es mi hija, que se quedó sin nueva mascota.

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios