La inmortalidad del cangrejo

Debido a la facultad del cangrejo para regenerar sus miembros se creía que tenía la capacidad de ser inmortal. Luego, empezaron a ver el porque de esta cualidad, a tratar de demostrarla, se hicieron estudios y... no llegaron a nada, asi que pensar en la inmortalidad del cangrejo en pensar sin llegar a conclusiones, ponerse a filosofar, dar mil vueltas a un asunto o pensar en tonterias.

Otras variantes de decir lo mismo (pensar en nada) es decir que se piensa en el "hoyito del picarón" o "¿cuál es el sexo de los ángeles?" aunque estos últimos se ocupan más en el sur del país.

Dado que los chilenos somos algo locos, pero solo algo ¿eh?, solemos pasar algunos minutos del día en esta actividad.

(Ya me estoy sintiendo como Jaime Campusano)

¿Cachái?

Después de tener que traducir algunas palabras a amigos extranjeros he decidido hacer un "mini curso" para explicar los chilenismos que ocupo (en la medida que los recuerde claro).

Empiezo con "cachái". Su uso es coloquial, muchos lo ocupan como muletilla, proviene del verbo to cach (atrapar, comprender) y puede significar: comprender, darse cuenta, saber o conocer según su uso. Utiliza como sinónimos a: entendí, sabís, conocís y comprendís.
Ejemplos:
  1. Lo que pasa es que esta tipa llega siempre tarde, ¿cachái? (¿te das cuenta?)
  2. ¿Cachái que en las noticias salió que...? (¿Sabes que en las...?)
  3. ¿Pero cachái que no tuve nada que ver? (¿Comprendes que...?)
  4. ¿Tu cachái de política? (¿Sabes de...?)
  5. ¿Vo cachái al Pato? (¿Conoces al Pato?)
La respuesta a una pregunta que incluya "cachái" sería: "si, cacho" o "no cacho"

¡Malditos roedores!

Ayer hablaba de lo que me desagradaban estos bichos, claro, fue como invocarlos hoy ha aparecido uno en casa.

Estaba preparando café, cuando siento que algo pasa sobre mis pies ¡un ratón! en mi veloz esfuerzo por huir pasé a llevar tazas, platos y poco más ¿qué importaba? había que salir de allí como fuera.

En verdad, ni sé para qué tengo una gata en casa si lo único que hace es tenderse sobre la ropa recién planchada (mientras más oscura la ropa con más ganas duerme sobre ella). Espero que lo pille pronto, porque sino no le daré de cenar.

Mientras que mi hija me dice: "mamá, si lo atrapo ¿me lo puedo dejar de mascota?", es que podría pedirme algo más de mi gusto, como una araña pollito (tarántula chilena). En fin, espero que el ratón desaparezca pronto porque en esta casa no podemos estar los dos.

Seattle

Siempre que veo mi correo me encuentro con lo usual: las múltiples cadenas (generálmente enviadas por la misma persona), los avisos de respuesta (foro), cosas del trabajo... Nada nuevo, hoy esto ha cambiado:
"La dirección de relaciones internacionales de DuocUC la invita a participar en un curso de programación en Seattle, EEUU..."

¿Seattle? ¿Ir a Seattle? rápidamente me he puesto a pensar en como organizar el tiempo como para asistir a todo esto. ¿Podré dejar a mi pequeña con su abuela durante las dos semanas que dura el curso?

Todavía me queda tiempo para organizar todo antes de ir, ya veré que pasa con todo esto.

Ensayos

¿En verdad esperan que me mantenga seria con todo esto? ¡es imposible! la risa es todo lo que se oye a las 7 de la tarde en el colegio de mi pequeña. ¿Cómo no reir al escuchar a Sebastián cantar, al verme tratándo de mover los tentáculos, al ver los accidentes que provoca tritón y su tridente?, insisto, no se puede.

En latinoamérica, Sebastián tiene acento cubano, y deben escuchar al pobre tratar de cantar, siempre diré que la gaviota canta mejor (y no es que yo lo haga muy bien). Luego llega Tritón, que se toma su papel tan en serio que más de algún moretón me ha dejado, por último, estoy yo, que me paso enredando una y otra vez con los hilos que sostienen mis tentáculos. Al final siguen las risas.

La única capaz de mantenerse seria con todo esto es mi hija, ella mueve la cabeza y nos mira mientras sigue ensayando, de seguro nunca más se atreve a meterme en un problema semejante.

La Sirenita

Ya he dicho que se representará La Sirenita en el colegio de mi hija, que ella hará el papel de Ariel, que quería convencerme de actuar como Úrsula, que yo me negaba. Pues bien, tendré que empezar a ensayar, me han convencido. Mi pololo (novio) se ha reido mucho con esto, insiste en que él se ofrece a grabar, que estaría dispuesto a ir al colegio a re... apoyarme claro. Lo he visto tan entusiasmado que le he dicho al profesor que no busque más, que ya tenemos a Sebastián.

No sé si este proyecto saldrá bien o mal (tendrían que ver lo contenta que está mi hija) pero al menos no haré el ridículo sola.

El mayor peligro está en que en plena canción lo vea y me largue a reir, ¡ya quiero que llegue ese día!.

¡Feliz día mamá!

Como era de esperarse, se ha hecho algo en el colegio para celebrar este día (el viernes) de ver, no vi mucho, pero los comentarios de los compañeros de curso de mi hija han valido la pena (tendrían que oir lo que dicen esos niños). ¿Mi hija? como ella siempre debe estar metida en TODO lo que se haga en el colegio (alguien explíqueme a quien salió) ha cantado algo ese día.

Hoy, me ha llegado un libro nuevo, algunos cuentos y un disgusto. Por supuesto mi pequeña se debe encargar de que éste día sea de todo menos aburrido y me ha dado una noticia. Me ha dicho que representarán La Sirenita en el colegio (el colegio vive haciendo cosas, asi que no me extraña nada), que será con canciones incluidas, que ella hará el papel de Ariel (¿no les decía yo que siempre está metida?) y que... ¡¡ME OFRECIÓ PARA EL PAPEL DE ÚRSULA!!

Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Como era de esperarse ha dado la noticia y luego ha huido, ¡ya me extrañaba tanta responsabilidad por parte de ella! (es la primera vez que no tengo que recordarle sus deberes escolares). En fin, mañana iré a hablar con el profesor para decirle que ni loca me presto a esto, ya tengo suficiente con tener que hacer disfraces, escuchar a la niña ensayar (ya ha empezado) y lo demás, ¡me niego!, que esta vez le toque a otra persona.

Ya ven, he tenido un "feliz" día.

La gata

La mayoría sabe que no me gustan los gatos, los encuentro traicioneros, nunca se sabe si van a ronronear o sacarán las garras, no merecen mi confianza, pero, también saben que no faltan gatos en casa (influencia de mi hija). La última, una angora blanca, ha causado más de algún problema, le gusta echarse a dormir sobre la ropa recién planchada (en cuanto me despisto la encuentro sobre ella), en especial si la ropa es negra. Además de que es tan hábil, que es capaz de abrir la nevera y servirse sola... la verdad me tiene harta.

Ahora, la gata ha enfermado, perdió peso, empezó a sangrar por nariz y boca. Pronto la hemos llevado al veterinario, quien ha recetado una infinidad de medicamentos (entre complementos alimenticios y antibióticos).

Pensé que la gata no daría más que hablar, total si ya ha abierto la nevera ¿qué gracia nueva podría tener?. Me equivoqué, ahora recibe llamadas telefónicas. En esta casa llaman a cada rato, pero ¿una llamada a mi gata? es algo que no puedo creer (la llamada era por el control veterinario). En fin, si ahora la gata se pone a hacer malabares, o ha planchar la ropa no me sorprenderé.

La kermesse

¿Se han ofrecido para ayudar en una? si tienen la suerte de no haberlo hecho, permítanme darles un consejo: ¡NO LO HAGAN!

Durante la mañana he llamado al resto de los padres del curso para asegurarme de que llevaran las cosas (el día anterior ya había visto lo del puesto) luego empezaron los problemas, una de las madres se negó a dar lo prometido, asi que nos tocó improvisar, armada de mesas, sillas, bancas, cocinillas (parecía que me mudaba de casa en vez de ir al colegio) llegué a la hora señalada, como era de esperarse la persona encargada de abrir no había llegado
, ni las cosas que habían prometido los demás, ni las personas que quedaron en ayudar.

Al fin, cuando han abierto, hemos empezado a armar toldos, traer cosas, llamar una y otra vez a los que faltaba, ordenar lo que ya estaba... trabajo de titanes. Pronto han llegado los demás y pensé que podría descansar un rato, pero no, vana ilusión... Llegué a casa de noche, el dinero en el bolso (ya sacaría cuentas después) y todas las cosas a la rastra.


¿Y los demás? por supuesto cumplieron con su parte y se fueron muy contentos y satisfechos a sus casas.


Voy a pensar muy bien si me ofrezco en otra oportunidad, ya estoy vieja para esto.

Cosas

Este blog cuenta con una versión para móviles (es que estaba muy aburrida)
contador de visitas contador de visitas

Premios